Fedora 25

Hace una semana salió Fedora 25, y hemos usado este tiempo en ver que tal funcionaba.Como siempre, en este blog se ofrece información de las distribuciones más destacadas según van apareciendo, siempre con una idea en mente, que sean muy accesibles al usuario medio-bajo, pues este humilde blog no va dirigido ni mucho menos a usuarios avanzados o profesionales de la tecnología.
Con esa idea analizamos Fedora 25, para ver que problemas podemos encontrarnos al elegir esta opción.

Con el lanzamiento de Fedora 24, se hizo un gran repaso a todo lo que podía llegar a ofrecer esta distribución patrocinada por Red Hat, que es una de las empresas más grandes del mundo de software libre. Igual que hemos hecho ahora con Opensuse, aunque quizás no de forma tan extensa, analizamos todo lo que podía ofrecer si apostábamos por esta comunidad.

Entrando en faena

Una cosa que vamos a encontrar desde el primer momento, es que si hemos leído que Fedora es una distribución difícil o muy técnica, nos va a engañar por completo desde el primer momento en el que accedamos a su web getfedora. Una web limpia en la que nos ofrece directamente que versión tenemos que descargar, llevándonos directamente al enlace de descarga sin complicarnos la vida con opciones diferentes. Con un par de clics ya tenemos bajada nuestra ISO y podemos empezar a usarla.

Es una de las cosas que más me gusta de este proyecto, así como el de otros. Información clara y rápidamente accesible para no liar.

Los problemas vienen luego, pero de momento todo va bien.

Instalando

El proceso de instalación no es diferente al de otras. Si no tienes problemas he instalas ocupando todo el disco, no tendrás problemas. Es cierto que es con la única distribución de las principales con la que he tenido problemas en el arranque, y alguna cosa se ha roto. Nada que no se pueda solucionar googleando un poco.

Si instalas Gnome por defecto, que es el escritorio elegido por Fedora, nos encontraremos con un sistema muy limpio y reducido de aplicaciones, tendremos las básicas como LibreOffice, las de sistema y poco más.

captura-de-pantalla-de-2016-11-28-08-01-36

En la captura se puede ver que he instalado Digikam y Gimp, dos editores de imágenes. El resto es lo propio del sistema. Sorprende ver que por no traer, no trae ni el editor de temas, por lo que no podemos personalizar ventanas y estilo de escritorio directamente y debemos pasar por instalar complementos.

Para instalar aplicaciones, recurrimos a la tienda de Gnome, quizás la que más me guste de todas por ser muy visual y fácil de usar por principiantes.

captura-de-pantalla-de-2016-11-28-08-00-42

Usando Fedora 25

No se notan grandes cambios a pesar de usar un nuevo protocolo de gestor de ventanas, Wayland, dejando de lado el antiguo X11. Fedora, en su versión por defecto con Gnome, trae la versión 3.22, que destaca por su buena implementación con cuentas Gmail, con lo que tenemos sin instalar nada, la opción de conectarnos con Google y sincronizar archivos y calendarios. Y como su sistema de notificaciones es bastante bueno y elegante, podemos incluso sincronizar otras cuentas como Facebook, Flickr, Pocket o Microsoft.

captura-de-pantalla-de-2016-11-28-19-01-24

Llama la atención que no se pueda configurar fácilmente la apariencia de las ventanas, o que no tengamos a mano la opción de añadir botón minimizar (Con botón derecho nos aparece la opción). O que una herramienta básica incluida como es LibreOffice, no escoja por defecto el idioma predeterminado para el entorno.

Algunas cosas son particularidades de esta distribución, otras son cosas que tienen pinta de estar mal acabadas.

Pero Fedora, sobre todo en su versión Gnome, es así. Instala lo más básico para que cada uno se monte poco a poco su entorno. Si se necesita algo más ligero, Fedora dispone en su web opciones con escritorios más ligeros, así como algunas versiones dedicadas a áreas de interés concretas, como ya vimos en la anterior entrada de Fedora.

Cuando me pongo a examinar distribuciones, lo hago como un autentico neófito (lo soy mas o menos), así que examino mucho la facilidad de acceso a la información. Fedora no es de las peores, tampoco de las mejores. Tiene una wiki en castellano muy bien realizada y mantenida (esto ultimo es importante) por lo que no es difícil encontrar la información que necesitemos. También dispone de un ask, pero con poco movimiento en respuestas. Y por ultimo, por el lugar que todos deberían empezar, Errores comunes, con soluciones actualizadas para esta versión. O incluso con leyendo la documentación, que no está disponible en español por el momento.

Si que es verdad que es una distribución dura, y cuando se busca información, no es como otras distribuciones que explican todo, absolutamente todo. Pero está muy bien documentada y es solida. Pero no deja de ser una distribución pensada para probar cosas, y no pensada para que el recién llegado no se lie con su uso.

Es una opción más, pero para comenzar, creo que yo seguiría apostando por cualquiera de las del universo Debian/ubuntu

 

Deja un comentario