Electrónica creativa en Cosmocaixa con Littlebits

Realizamos un taller sobre electrónica que sustituye al de Scratch que había a principios de año. Se trata de talleres temporales en salas especificas del Cosmocaixa Barcelona, pensado para los niños a partir de 7 años.

Ya comentamos a inicios de año el taller de Scratch que había en el Cosmocaixa, taller corto pero entretenido.

En esta ocasión, han cambiado Scratch por un taller de electrónica mediante módulos, usando para ello Littlebits. El uso de estos módulos es bastante acertado, puesto que conociendo el concepto básico de como funcionan, cualquier niño puede experimentar. Aun así la idea de los talleres es mostrar las posibilidades que ofrece diferentes áreas de la ciencia, y sembrar la semilla de la curiosidad por experimentar.

By Ayah Bdeir - https://www.flickr.com/photos/130557019@N06/15898282384/, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38577941
By Ayah Bdeir – https://www.flickr.com/photos/130557019@N06/15898282384/, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38577941

Centrándonos en Littlebits

Es una marca más de las que existen actualmente que ofrecen la posibilidad de que un niño empiece a experimentar con la electrónica. La gracia es su enorme sencillez. Sabiendo que cada modulo tiene un color según la posición donde puede ir, solo hay que conectar uno a otro sin peligro ninguno. Para facilitar las cosas, los módulos solo pueden ir conectados en una posición y se unen unos a otros mediante imanes. Conectando una pila de 9V al primer modulo, ya tenemos suficiente para empezar a “trastear”.

Aunque sea increíblemente sencillo montar algo con estos módulos, y dado que los talleres en el Cosmocaixa van siempre muy justos de tiempo, el uso de estas piezas para el taller, es como he dicho muy acertado. No lo será tanto, por el contrario, para su uso en casa.

Littlebits es muy caro para lo que ofrece, es un juguete muy caro, y no encuentro justificación para que se compre como regalo salvo el puro capricho. Sin guía, ningún niño conseguirá aprender gran cosa con estas placas, así que la excusa de su enorme facilidad se pierde un poco. Pero en cambio, usarlo para colegios y talleres donde exista mayores recursos y las piezas tengan mucho más uso, es realmente recomendable. Pues la gracia está en su resistencia, a ser módulos que se ensamblan y tienen muy pocas partes móviles susceptibles de ser rotas.

Otras opciones parecidas

Si interesa que un niño aprenda electrónica, o experimente en áreas técnicas, hay opciones más económicas, o de precio similar pero mucho más versátiles. Arduino y todo su mundo es una de las opciones. Especialmente indicado para los estudiantes de instituto o bachillerato tecnológico.

La famosa Raspberry Pi es otra opción, aunque centrada más en informática. Si añadimos Kano, es aun mejor para aprender. Que con los ultimos productos que tiene en busqueda de financiación, hace el entorno aun mejor.

Estas dos opciones había que decirlas por recurrentes en este blog. Pero en Internet hay miles de opciones parecidas y constantemente surgen otras nuevas. Pero si tenemos que decidirnos por una similar a la escogida por el Cosmocaixa para su taller, también para impartir una clase corta, quizás la opción más razonable sea Zowi, o cualquiera de los productos para la educación de BQ. Aunque también muy caro como para que cualquiera pueda adquirir un juguete de 100€, sus posibilidades son casi ilimitadas y también es enormemente sencillo de usar (mediante tablet).

Realmente me gustaría poder ver un taller con algunos de estos productos de BQ.

 

Un comentario sobre “Electrónica creativa en Cosmocaixa con Littlebits

Deja un comentario