Salva tu equipo con un Live USB de Linux

Todo el mundo sabe lo importante que es tener copias de seguridad de tu ordenador, o incluso tener el disco duro clonado. Pero la mayoria de las veces vamos a la aventura y nos olvidamos de estas necesarias precauciones.


Un día tu equipo tiene un fallo grave, y no sabes porque puede suceder. Muchos equipos tienen una partición especial para restaurar Windows, ideal para estas situaciones. Pero no tienes esta opción o hay algo demasiado grave. Que no cunda el pánico.

Como crear un live USB con Linux para salvar tu equipo

Una de las grandes ventajas de muchas distribuciones de Linux, es que pueden ser ejecutadas desde un USB o CD como si del sistema operativo completo se tratase. No realiza ningún cambio en el disco duro, y se ejecuta completamente en memoria.

Un Live USB no sirve solo para probar Linux, también sirve para rescatar datos o realizar diferentes pruebas en el equipo.
Cuando se ejecuta un Live USB con Linux, accedemos a una versión completamente operativa, que nos permite ejecutar los comandos más útiles para poder rescatar el equipo. Por un lado, podemos comprobar si el equipo funciona correctamente, así como examinar la memoria, comprobar el disco, o copiar la información. Realmente útil la opción de poder clonar por completo nuestro antiguo disco para evitar males mayores.

Para la mayoria de los problemas puede funcionar una distribución cualquiera, pero si creemos que vamos a necesitar algo más podemos ir a buscar una más especifica como puede ser Ubuntu rescue remix.

Bajar imagen ISO

El primer paso es descargar la distribución deseada. En muchos casos, puede valer cualquiera, aunque distribuciones como Debian, tienen un mayor numero de aplicaciones y recursos. Las principales distribuciones empresariales como Fedora u OpenSUSE también pueden ser útiles. Hay algunas como la mencionada Ubuntu Rescue remix, que son especificas para realizar rescates, pero salvo esta, pueden llegar a ser complicadas de usar.

La opción de openSUSE con su SUSE estudio, puede ser muy interesante, al poder configurar una distribución a medida.

SystemRescueCD seria otro que puede usarse específicamente para salvar nuestro equipo.
Aunque existen una gran cantidad de herramientas destinadas a esta tarea, esta entrada se propone que nos acostumbremos al uso de un sistema operativo GNU/Linux en formato Live, ya sea para realizar ciertas tareas, como para experimentar, como por supuesto recuperar un equipo.
Una vez bajada la imagen de la web oficial, podemos pasar a copiar dicha imagen en un USB para crear nuestro Pen rescatador/experimentador.
Si nunca hemos creado un pen Live USB, necesitaremos además un programa para quemar imágenes ISO. Si ya has creado Live USB en varias ocasiones, espero que estés leyendo esto para luego darnos algunos consejos de como mejorar la entrada :D.

universal USB

Universal USB Installer es una buena opción para Windows, aunque hay otras, incluso oficiales de Microsoft, Su uso es bastante simple y permite incluso descargar directamente la versión del sistema a probar, algo que ayuda mucho.

yumi

Yumi Es otra opción que además de en Windows funciona en Linux también. Permitiendo crear Un USB con varias distribuciones a la vez. Ideal para probar y rescatar.

Normalmente con conectar y desconectar el USB tenemos suficiente para saber en que unidad está, muy importante para poder grabar la imagen en el. Luego es elegir el archivo descargado que terminara en .ISO y dar a comenzar.

Aunque hay distintos tipos de creadores de LiveUSB, la mayoria tienen las mismas funciones. Copian la imagen ocupando todo el espacio del USB, a no ser que le indiquemos que queremos una zona reservada para nosotros. Si queremos usarlo para recuperar un equipo, es lo mejor. Podremos así guardar en ese espacio algunos archivos importantes.

El programa además, puede llegar a instalar un arranque personalizado para poder elegir que queremos hacer en el arranque.

Creado el USB, solo tenemos que reiniciar nuestro equipo y buscar la opción de arranque desde USB. En algunos equipos pulsando F12 aparece un menú de selección para indicar desde donde queremos arrancar. En otros pulsando ESC, DEL o TAB, entraremos en la BIOS para poder elegir en que orden debe buscar unidades para arrancar.

Es bueno haber realizado esta acción alguna vez, y no hacerlo por primera vez cuando se estropea el equipo. Aumentaremos nuestras posibilidades de solucionar el problema.
Tras elegir arrancar desde el USB, el sistema escogido comenzara a ejecutarse. Si es una distribución estándar, veremos que nos permite realizar una instalación en el mismo disco duro. Pero también podemos continuar usándolo desde el mismo USB.

Nos daremos cuenta, si no hay ningún problema de Hardware, que podemos acceder a nuestro antiguo disco duro y recuperar información. Nos podremos conectar a internet para buscar soluciones, o incluso usar un antivirus en linea.
Llegado el caso de que parezca que no podemos rescatar nuestro antiguo sistema operativo, las principales distribuciones, como Ubuntu, permiten realizar una doble instalación, conservando nuestro antiguo sistema en otra parte del disco duro. Y aunque distribuciones como Ubuntu, están pensadas para reconocer Windows y no estropear nada cuando se instala, siempre puede salir algo mal.

Existe software especifico para realizar clonaciones de nuestro disco, como Clonezilla. Pero desde cualquier Sistema GNU/Linux, tenemos la poderosa (y peligrosa) herramienta dd. Este comando que hay que usar desde el Terminal, si esa pantalla negra llena de letras, es capaz de crear discos virtuales, denominados volúmenes, copiar imágenes, o clonar discos. Aprender a usarla puede ayudarnos muchísimo en casos como este.
Existen opciones para recuperar nuestro equipo desde propio Windows, sobre todo si es original. Pero todos sabemos que muchas veces eso no es así, o simplemente es que aun continuamos con XP.

Foto Portada  visualhunt.com

Deja un comentario