Porque estoy dejando de usar Apple

En la entrada anterior hablaba de todas las bondades de los productos Apple, y sobre todo de sus ordenadores.

Pero he decidido dejarlo un poco de lado y hay un motivo principal que explico en esta entrada.

Photo via VisualHunt.com
Photo via VisualHunt.com

El motivo principal es uno. Sin ese motivo, actualmente continuaría usando principalmente equipos Apple.

Aislamiento informático

Vale, OS X se esta usando mucho en la actualidad, muchísimo más que cuando yo empecé hace más de 10 años. Pero aún así, es un sistema minoritario en comparación con Windows, y en la practica, en el día a día, en según que sectores estés, no es para nada usado.

Lo de ser un bicho raro usando un sistema completamente diferente, no se lleva tan mal. Normalmente yo nunca he tenido problemas para sincronizar trabajos con Windows. Más bien siempre ha sido Windows quien daba problemas. Con el tiempo usar Apple se ha vuelto menos raro, y ahora mismo es indistinto lo que uses. En la mayoria de los casos, no en todos, eso si.

¿Y donde esta el problema?

Cuando compras un equipo Apple, compras un ecosistema completo, donde esta todo integrado. Hay aplicaciones de terceros, por supuesto, pero cada vez más, hay un control sobre lo que se instala sobre estos equipos. Físicamente los equipos son piezas compactas, donde en cada nuevo diseño, hay nuevas limitaciones a realizar cambios o a tocarlo físicamente por dentro. Si unimos esto, a un funcionamiento normalmente muy bueno de todo, acabas con unos equipos que no tocas jamas.

Me he llegado a pasar 7 años con un Imac al que no toque nada. Ni un solo formateo, ni un solo cambio de componentes. Y con cada equipo nuevo que he usado, pese a la satisfacción, me he ido dando cuenta que Apple lo que pretende es que solo seas un usuario.

Cierto es que la productividad es altísima. Es raro encontrarse con errores que tengas que investigar y solucionar. Es raro que tengas que cambiar nada de la configuración (todo esta configurado a medida). Y es raro que tengas que hacer otra cosa que no sea actualizar el sistema.

Todo esto me ha llevado a aislarme de la informática, que aunque no sea mi actividad laboral, tengo una necesidad de mantener mis conocimientos actualizados. Te conviertes en un tonto, por decirlo de alguna manera. Puedes evitarlo, pero requiere ir a aprender cosas especificas de este peculiar sistema, y no aprender por necesidad. Al final no lo haces, y actúas de forma cómoda.

No voy a desterrar a Apple de mi vida. Para el uso cotidiano, y sobretodo en casa para mi familia, es decididamente lo mejor. Pero para mí, de forma personal, he elegido optar por Linux y volver a pegarme de tortas con la informática.

Deja un comentario