Elegir bien la iluminación LED

bombilla

Elegir bien la iluminación LED

En esta serie de dos artículos, voy a intentar resumir lo que se necesita saber sobre iluminación en el hogar, y concretamente, como elegir correctamente Bombillas LED.

Sin intentar ser demasiado técnico, hay algunas cosas que son importantes saber, sin ellas no podemos elegir ningún tipo de iluminación, sea led o clásica. Voy a entrar directamente en materia, pues hay mucho por explicar.

Potencia

Quizás la parte más difícil sea elegir la potencia correcta de los led, ya que la referencia con las anteriores es complicada. Con la velocidad a la que progresan, la equivalencia con las tradicionales esta cambiando y cada vez son más luminosas con menos potencia.

Una equivalencia característica, es >8x bombilla incandescente.  Así, una bombilla de Led de 8W es equivalente a una de 60W. Valor muy aproximado.

Es importante saber que la potencia marcada en la caja de una bombilla ha de ser la de consumo, que no tiene porqué coincidir con la potencia del LED, dato que normalmente no se incluye.

Lúmenes

Ahora casi todas las bombillas nos informan de los lúmenes que tiene. Por ejemplo, una bombilla de Led típica, puede tener alrededor de 500 lúmenes.

Los lúmenes nos informa del flujo luminoso de la bombilla. Es esencial para saber si realmente es eficiente. Es un dato un poco engorroso de manejar si no tenemos practica, pero muy útil en cuanto entendemos mínimamente como funciona.

Unos puntos más adelante veremos para que nos es útil los lúmenes.

Temperatura de color

Es el color de la luz de la bombilla, expresado en grados kelvin. Las bombillas clásicas, las de filamento incandescente, tenían una temperatura cercana a los 2800ºK. Las primeras bombillas aún eran más rojizas, similar a la luz de las velas que es quizás la luz más roja que podemos llegar a ver.

Actualmente se siguen produciendo bombillas de temperaturas cercanas a los 2800ºK, aunque como es una luz muy rojiza y molesta, es más normal encontrar luces cálidas entorno a los 3200ºK.

La Luz del día normal, sin nubes, la luz blanca por excelencia, es de unos 5500ºK aunque puede haber ligeras variaciones según fabricante. Podemos encontrar bombillas marcadas como luz blanca neutra con temperaturas de 4800ºK, o luces marcadas luz de día, como 6000ºK. Por debajo de 4800ºK la luz la comenzaremos a ver amarillenta, siendo 4000ºK el límite de la luz blanca propiamente dicha. Por encima de los 6000ºK comenzaremos a ver la luz de color azulado.

Para mi, los colores blancos neutros de temperaturas cercanas a los 5000ºK son los mejores.

grados K

Tensión de funcionamiento

Aquí no hay mucho problema, sera el ultimo parámetro que nos encontremos, y no deberemos preocuparnos a no ser que compremos la bombilla fuera del mercado europeo. Aquí en España el funcionamiento es a 220V 50Hz, y si nos fijamos bien, veremos que la mayoría de bombillas led funcionan a 110V/220V 50/60Hz. Eso quiere decir que funcionan casi en cualquier país.

Un poco de historia

El led, aunque tiene unas propiedades que son conocidas desde hace años, no es realmente utilizado de forma industrial hasta los años 80. De origen, y cualquiera que estudiara electrónica en la época, lo recordara, solo existían tres colores, rojo, verde y amarillo. Eran los colores básicos para crear pilotos indicadores de diferentes funciones. Entonces ya eran muy conocidos por su gran resistencia al desgaste, y virtualmente eternos, a no ser que se les pusiera sobre tensión.

Como se explica en Wikipedia  la revolución llego a finales de los 90, cuando aparecieron los diodos Led azules. Entonces se planteó seriamente la opción de poder usarlos como iluminación.

Todos los problemas actuales del led vienen de su origen, y de su adaptación a la iluminación. Realmente no es una fuente de luz útil, ya que requiere de muchas modificaciones para poder adaptarlos a nuestra vivienda. El Led tiene toda esta serie de problemas que lo hacen inadecuado.

Es pequeño: En esencia es pequeño, aunque emite una gran cantidad de luz en proporción a su tamaño. Es focalizado y requiere de lentes para evitar dispersión. Los leds de gran tamaño, son aún excesivamente caros.

De baja tensión: No pueden funcionar de forma directa con la red eléctrica de nuestra casa, requieren una conversión, una electrónica que ajuste y convierta en no peligrosa los 220V de nuestra casa. Cada vez hay leds de mayor tensión, pero queda un gran camino para conseguir células a precios asequibles, que funcionen directamente en nuestro hogar.

Es direccional: Es uno de los mayores inconvenientes. tienen un ángulo de luz muy cerrado.

No se adapta a los casquillos convencionales: Es el gran reto actual. Si aparece una nueva técnica de iluminación, muy posiblemente los sistemas antiguos para acoplar bombillas sean ineficientes. Los casquillos de rosca E-27 no se adaptan de forma nativa a los LEDs, o dicho de otra forma, Los LEDs son componentes pensados para instalación sobre circuitos impresos, y las roscas de bombillas clásicas, o las Bi-pin de bombillas dicroicas halógenas, se adaptan muy mal a una placa de circuito impreso.

Con todos estos inconvenientes, lo que se ha hecho es lo que yo llamo una chapuza, donde la mayoría de los problemas de los LEDS actuales vienen por adaptar la instalación de casa a una tecnología que requiere de otras necesidades.

Puesto que el Led funciona a una tensión muy diferente a la de casa, se necesita de una electrónica que convierta esa corriente. Aprovechando que el casquillo no es el que tendría que tener, el espacio es aprovechado para meter esa electrónica. Y aquí uno de los primeros problemas relacionado con averías en lamparas led. Cuando una bombilla de leds se funde, el 90% de los casos, lo que esta roto es esa electrónica interna. Las lámparas de mala calidad tienen una electrónica poco preparada para soportar calor, humedad, ciclos de encendido y apagado, y se acaba quemando. Los leds como tales, siguen siendo funcionales.

Los leds, como se ha dicho antes, pueden llegar a fundirse por temperatura, aunque aguantan bastante bien diferencias grandes, al contrario que las de bajo consumo. Se calientan, sin llegar a perder por calor un valor de energía crítico, como pasaba con las bombillas incandescentes, y este calor ha de ser retirado. La solución pasa por utilizar disipadores de aluminio que rodeen el LED.

Pero el disipador no es agradable a la vista, aumenta el tamaño de la lámpara y encarece el producto. Solución, reducir el disipador al máximo, aumentando la temperatura de trabajo, y reduciendo la vida útil de la lámpara. Puede parecer que sea algo a propósito, pero es el coste de hacer lamparas de menor precio y reducidas dimensiones.

Por ultimo, una pequeña infografía muy típica entre las diferencias de iluminación.

lamparas

No te pierdas nada. Sigue la página de facebook /nomoretechnology O Twitter @nomoretechnolog

2 comentarios sobre “Elegir bien la iluminación LED

Deja un comentario