Obsolescencia programada

Seguro que con solo ver el título puede levantar tu interés. Es un tema del que se lleva hablando desde hace ya algún tiempo, un tema que me preocupa y me interesa de forma especial.

Voy a intentar exponer aquí los puntos más importantes sobre este tema.

Llevo ya algunos intentando investigar sobre el tema, con recursos limitado y sin demasiada intensidad, he de confesar. Pero es que siempre me tropiezo con los mismos problemas. He buceado entre documentación, trabajos académicos y ensayos, y nunca encuentro lo que busco. No quiero encontrar la prueba de que la Obsolescencia no exista, se que eso es imposible, lo que me sorprende es no encontrar una prueba indiscutible de aquellos que aseguran que la obsolescencia existe. Todo lo que encuentro son montones de explicaciones y referencias cruzadas al comercio o al gran complot entre multinacionales.

Al final, con la poca información recogida y mis propios conocimientos por dedicarme profesionalmente al sector tecnológico, he llegado a estas conclusiones, que son solo una base a falta de más pruebas.

Para comenzar, habría que definir de forma muy clara que es exactamente la obsolescencia programada, pues quizás es en la misma definición, donde me he encontrado los mayores problemas.

Se entiende como obsolescencia programada, el acto deliberado e intencionado, por parte del fabricante, de “la muerte” de un equipo tecnológico o producto antes del tiempo razonable marcado por el desgaste natural de sus componentes.

Es importante señalar acto deliberado e intencionado, porque el desgaste prematuro de piezas de peor calidad para abaratar costes no se debería considerar obsolescencia programada. Y es aquí donde empiezan las primeras diferencias.

Obsolescencia programada VS Reducción de calidad por costes.

Este primer punto influye especialmente a fabricantes medios y bajos, que tienen menos imagen que perder y mucho que ganar intentando entrar en un mercado ya ocupado. Creo, y estoy convencido de ello, que a ningún fabricante número uno, sea del sector que sea, se le ocurriría incurrir en ninguna de las dos estrategias. La reducción de la calidad no afecta sólo a la calidad de los componentes, sino también al nivel de exigencia en el control y el grado de esperanza de vida de cada una de las partes. En casos extremos, la duración del producto será una auténtica lotería.

¿Alguien volvería a comprar la misma marca sabiendo que el producto le ha salido malo?

Es ahí donde entra el factor precio. Entonces no hablamos de productos programados para durar poco, sino productos de muy baja calidad puestos en el mercado por la presión de reducir el precio a toda costa.

Obsolescencia programada VS Aumento de tecnología delicada

Este y los dos puntos siguientes se asemejan porque el problema tiene el mismo origen aunque los problemas son ligeramente diferentes.

Obsolescencia programada VS Obsolescencia por complejidad del producto

Con el anterior podría ser un mismo punto, pero hay que aclarar diferencias. Hay productos que por su diseño, es excesivamente delicado, teniendo un nivel de vida bajo y un alto indice de fallos. Esto es así por requisitos del producto.

En cambio hay otros productos que no son delicados, simplemente muy complejos. Pensemos en una lavadora actual y una de hace 30 años. No es que se diseñe una lavadora actual para fallar, es que la complejidad acarrea un mayor porcentaje de errores. Es por pura estadística.

Obsolescencia programada VS Aumento de la seguridad

Suena extraño, pero imaginemos por ejemplo una caldera de gas que no tuviera ningún sistema de seguridad. No fallaría nunca, nunca daría mensajes de error y prácticamente nunca tendríamos que llamar a alguien para repararla.  Hasta que un día de mala suerte le de por explotar. Es lo que ocurre actualmente con gran numero de productos. No fallan, simplemente salta algún aviso de seguridad y deja de funcionar. Los gastos de reparación hacen el resto.

Obsolescencia programada VS Rentabilidad de una reparación

Si el producto es complejo, pequeño y las piezas son montadas en otro país, incluso fuera de la comunidad europea, y añadimos que el técnico ha de vivir exclusivamente de reparar ese tipo de equipos pues se ha especializado para ello, entenderemos que el precio de la reparación sea enorme, incluso mayor que el precio del producto.

Al técnico tampoco le interesa perder miles de horas intentando reparar algo si sabe que no puede cobrar por ello por el precio desorbitado de la reparación. Hay que conocer el sector para saber que muchas veces se juega a la adivinación y que lo que se cree como posible muchas veces no es, perdiendo horas y horas de trabajo inútil. No es un tema de conocimiento, es una lotería.

Obsolescencia programada VS Obsolescencia comercial

Y aquí la única verdadera obsolescencia que he encontrado, pero es complicado cuanta es impuesta y cuanta elegida por nosotros.

Dependiendo del producto hay mayor o menor obsolescencia por falta de interés en el producto antiguo en contra del producto nuevo. No todos los productos tienen el mismo nivel de actualización.

Un ejemplo es comparar los niveles de venta de cámaras GoPro y la gente que renueva el producto cada año y compararlo con Samsung o Apple y ver cuanta gente cambia de móvil solo por salir un nuevo terminal al año siguiente.

Creo que el problema real de la Obsolescencia esta aquí. Los fabricantes, si no quieren hundirse no pueden relajarse y reducir su nivel de ventas. Al mismo tiempo si hablamos de un campo como el de los móviles donde la tecnología esta en contaste desarrollo, es normal que se introduzcan en el mercado mejoras cada pocos meses.

Es un tema en el que aun trabajo, pero puedo asegurar que la obsolescencia por incorporación de mecanismos que crean fallos falsos acortando la vida, no existe como tal.

Con la gran cantidad de aficionados a la electrónica, y la gran cantidad de laboratorios independientes que existen, si puntualmente un fabricante lo hiciese, se sabría. Ademas, los distintos fabricantes se hacen espionaje investigando al detalle rápidamente el ultimo modelo de la competencia. ¿Alguien duda que no usarían esto como publicidad negativa?

Aquí en España ya estudio esto la OCU hace algunos años en impresoras, sin obtener ningún resultado.

¿Te interesa este tema? ¿crees que puedes aportar algo?

Estaré encantado de escucharte.

Si quieres colaborar o aportar nuevos datos, escribe un comentario o ponte en contacto por correo.

Photo credit: Yo Spiff / Visualhunt.com / CC BY

Deja un comentario