Porque no uso Windows

No voy hablar de las bondades de otros sistemas. No es el típico post de Windows vs apple/linux.

Es otra cosa, espero.

Cuando hablo con algún conocido o amigo sobre el hecho de que desterré Windows de mi casa hace ya más de 10 años, siempre salen las típicas muletillas de a favor o en contra de Windows/apple/linux. Me es muy difícil explicar porque no me gusta y prefiero no usarlo, es largo y pesado. Voy a ver si comenzando desde el principio puede entenderse mi idea.

Un poco de historia

Cuando empezó el auge de los ordenadores domésticos, que aquí en España llego a inicios de los 90, los que eramos estudiantes, vivíamos felices con un sistema que era Ms-dos. Windows existía, pero era algo que andaba por ahí en su versión 3.1 y se usaba como un programa más. La mayoría solo curioseamos, no tenia sentido usarlo. Era más lento que Ms-dos y no tenia demasiada utilidad, salvo un montón de errores.

No pasaron muchos años cuando llego Windows 95 y comenzó la era Internet. Microsoft extendía su monopolio y era imposible no usar Windows.
En economía básica te enseñan que en un mercado perfecto, aquella empresa que es más grande y copa el mercado, puede ofrecer productos más baratos a un coste menor. Si se sale del punto de equilibrio, donde el bien se vuelve más caro, los consumidores elegirán un bien sustitutivo.

¿Pero qué bien sustitutivo existía a finales de los 90?

Si comprabas un ordenador, te metían una licencia de Windows aunque no quisieras. Y en caso de pedir un equipo expresamente limpio, te metían un Windows para comprobar que todo funcionaba. Linux solo llevaba unos años desde su aparición, era complicado y poco conocido. Apple, ¿Quién narices conocía a Apple en aquella época?

No existía bien sustitutivo y Microsoft jugo muy bien su papel de hacerse el loco ante la piratería.
Si lo pensamos bien, que solo pudieras usar un sistema, de forma casi obligada, era bastante represivo e injusto. Además funcionaba mal, o peor, y una nueva versión no te aseguraba mejoras. Los virus hacían lo que querían y esto lo sufrimos durante años.
Por ahí apareció Apple con su sistema OSX. Época en la que vi la luz y me cambie. Pero aun no era un bien sustitutivo. Con Apple más Intel, ya en la época actual, la cosa cambió, Windows tenia un fuerte rival. Pero también lo era Linux, que se distribuía libremente por Internet y era gratuito (a efectos prácticos, Windows también lo era).

Pero el auténtico golpe se lo dio los móviles y las tablets conectadas.
El 90% de los nuevos usuarios no necesitaban un ordenador. Solo querían poder conectarse a Internet. Un móvil con Android era el sustituto perfecto. Un móvil era más barato que cualquier ordenador, y el sistema Android gratuito.

BUUM!! Microsoft deja de vender, los fabricantes de portátiles dejan de vender y solo suben Google y Apple. El imperio de Windows estaba acabando.

Ahora la cosa ha cambiado mucho. Tenemos un prometedor Windows 10 que hará olvidar para siempre los problemas de las versiones anteriores (espero). Apple tiene un ecosistema consolidado y es objeto de deseo. Google reina en móviles y empieza a atreverse con los portátiles y otros dispositivos.

Hay competencia, una fuerte competencia. Y la competencia es buena para todos.

Y alguno pensara, ¿Y todo este rollo para nada? Es cierto que aun no he dicho porque no me gusta Windows. Pues no me gusta por la competencia. Aun reina en el mercado de los ordenadores, sigue sin haber un sustituto, aunque Linux cada vez aprieta más. Y Apple es un mundo aparte.

Puede que se vea un paralelismo con Android y los móviles, pero hay una enorme diferencia. Android es libre y gratuito, y tiene mas competencia.

Yo he sufrido durante muchos años la tortura de tener que usar un sistema mal realizado, que no aprovechaba los recursos, que era inseguro. Aunque no sean igual sus nuevos Windows, migrar ahora es darles la oportunidad de que vuelvan hacer lo mismo. Para que siga esforzándose, tiene que haber una competencia. Y aquí estamos los que defendemos las alternativas a un sistema que creemos que perjudico durante años a la industria.

Sobre software libre, sobre no tener que pagar una pasta por licencia y otras cosas, ya si eso, otro día.

Deja un comentario